El presidente Iván Duque aseguró este viernes que está dispuesto a renunciar a la reforma a la justicia que actualmente se tramita en el Congreso si en medio de los debates esta pierde su esencia.

“Si la reforma a la justicia pierde su esencia, seré el primero en pedir que no continúe su trámite. Si definitivamente el deseo está en la desnaturalización es preferible que la reforma no continúe y que seamos capaces de sincerarnos como país”, dijo Duque durante la entrega del Premio Excelencia en la Justicia.

El mandatario pidió a las cortes, los partidos políticos y al Gobierno enriquecer la reforma en los dos debates restantes y, si es el caso, dejar temas para la deliberación en su segunda etapa.

Inicialmente, la reforma a la justicia que el Gobierno le presentó al Congreso buscaba ofrecerles soluciones a los ciudadanos a través de modificaciones a la acción de tutela y la unificación de jurisprudencias de las altas cortes.

A pesar de ello, poco a poco algunos de los puntos han ido quedando fuera del paquete de medidas como la eliminación del Consejo Superior de la Judicatura que no pasó el trámite en el Senado.

La reforma ha recibido fuertes críticas en el Legislativo donde algunos representantes la han calificado de “esperpento”.

“Yo escucho constantemente el clamor de hacer una reforma a la justicia, pero si se llena de controversias y de ataques, en lugar de buscar consolidación de una uniformidad en medio de las diferencias, creo que allí estamos prácticamente en una bicicleta estática”, agregó el mandatario.

Lo anterior sumado a que quedan apenas semanas para que culmine el actual periodo legislativo hacen cada vez más difícil que la reforma sea aprobada antes del 16 de diciembre.

De hecho, Duque indicó que el próximo año será necesario presentar un “paquete de reformas complementarias” enfocadas en la administración judicial.

De: RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *