Los pocos segundos de adrenalina que produce utilizar pólvora le produjo marcas para toda la vida a 5 personas en el Carmen de Viboral, Rionegro, Medellín y La Estrella.
En total, 19 personas han resultado quemadas con pólvora en los dos primeros días de diciembre.
Uno de los afectados es un menor de 16 años que manipuló un volador, pero la peor parte se la llevó un joven de 20 años a quien se le estalló uno de los artefactos en una mano. Le tuvieron que amputar tres dedos.
En el Valle del Cauca las víctimas de la pólvora son siete hombres, todos mayores de 30 años que ignoraron el llamado de las autoridades.
Cali y Tuluá reportaron dos casos en cada ciudad. Las otras tres víctimas son de Buga, San Pedro y Andalucía. Uno de los quemados fue un transeúnte.
En Antioquia hubo una reducción considerable de los casos de quemados con pólvora, pero en el Valle se incrementó.
Las autoridades insisten en que se evite el uso indebido de la pólvora.
De: RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *