Para analistas de orden público, la llegada de una nueva cúpula genera retos para el bienestar de los colombianos que ven en sus Fuerzas Armadas una garantía de seguridad.
“Una cúpula tropera, de esa que se mete al campo, que se embarra las botas, que está en combate es una cúpula muy buena en lo táctico, pero no muy buena en lo estratégico”, aseguró Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación.
Por su parte, Jorge Restrepo, director del Cerac y analista de RCN Radio, señaló que hay un balance. “Esta es una cúpula que uno podría caracterizar como profesional, pero que tiene un buen balance entre lo operativo, lo estratégico y lo doctrinario”.
Nueva estrategia que, en su criterio, requiere una orientación por parte del alto mando para atacar problemas que afectan el día a día de los colombianos.
Entre los temas más importantes, los analistas enumeran seguridad en las fronteras, las disidencias de las Farc, el ELN, grupos armados organizados ligados al narcotráfico, entre otros.
Para los expertos, el cambio llevará a un nuevo plan que esperan asegure una mayor `presencia de los uniformados en la zona rural y urbana.
RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *