“El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular, cuyo objetivo es constituir un marco de referencia para la comunidad internacional, fue adoptado la semana pasada en Marrakech, Marruecos”, declaró el papa después de la oración del Ángelus en la plaza San Pedro en el Vaticano.

“Deseo que la comunidad internacional pueda obrar, gracias a ese pacto mundial, con responsabilidad, solidaridad y compasión con relación a los que, por diversos motivos, abandonaron su país”, dijo el papa Francisco.
Más de 150 países adoptaron el lunes 10 de diciembre en Marrakech el Pacto Mundial para un Migración Segura, Ordena y Regular impulsado por las Naciones Unidas.
l pacto, destinado a reforzar la cooperación internacional para una “migración segura, ordenada y regular”, deberá ser sometido todavía a una última votación de ratificación el próximo 19 de diciembre en la Asamblea General de Naciones Unidas.
El pacto, no vinculante, recoge principios (defensa de los derechos humanos, de los niños, reconocimiento de la soberanía nacional) y enumera propuestas para ayudar a los países a enfrentar las migraciones, como el intercambio de información y de experiencia o la integración de los migrantes.

También prohíbe las detenciones arbitrarias y solo autoriza los arrestos como medida de último recurso.

Los activistas de los derechos humanos consideran que el acuerdo no llega suficientemente lejos en materia de ayuda humanitaria, servicios básicos y derechos laborales de los migrantes. Sus detractores lo consideran una incitación a los flujos migratorios incontrolados.

NoticiasRCN.com/AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *