Desde San José del Guaviare el mandatario indicó que el Gobierno se centra actualmente en establecer la forma de enfrentar a los grupos armados ilegales y sus estructuras económicas mediante la interdicción. Explicó que con ello busca “romper la cadena logística, afectar el lavado de activos y capturar a sus cabecillas”.

“No queremos un país inundado de coca porque deteriora el ambiente, siembra pobreza y crea corrupción en el territorio”, dijo Duque.
En el Guaviare, una región afectada por los cultivos ilícitos, los grupos armados ilegales y el narcotráfico, el jefe de Estado sostuvo que en su Gobierno tratará de que a las zonas del país en donde hay sembradíos ilegales lleguen el desarrollo alternativo, la sustitución y la erradicación.
“Estamos planteando la forma en la que vamos a enfrentar a los grupos armados ilegales y las estructuras económicas con interdicción, rompiendo la cadena logística, afectando el lavado de activos, capturando a sus cabecillas. Y también queremos que en el territorio donde hay cultivos ilícitos tengamos desarrollo alternativo, sustitución y erradicación”, afirmó.
Además, Duque hizo énfasis en la necesidad de “pararse firme y trabajar en la política integral” para evitar que las drogas se “vuelvan a tomar a la sociedad colombiana”.
Precisamente, recordó la urgencia de luchar contra el consumo porque, agregó, “no podemos dejar que la adicción sea una opción para el pueblo colombiano”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *