La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco de Nicaragua convocó para el próximo jueves a una “huelga ciudadana” de 24 horas para exigir la salida del poder del presidente Daniel Ortega y de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.
“Llamamos a todos los sectores empresariales, comercios formales y ciudadanía en general a parar el país este 20 de diciembre y exigir la salida del régimen”, dijo el movimiento en una declaración pública.
Otro de los motivos de este paro es exigir la libertad de los “presos políticos y justicia para nuestros hermanos nicaragüenses asesinados por la dictadura”.
Este sería entonces el cuarto paro nacional que se convoca desde que comenzó la crisis en abril. El primer paro se convocó el 14 de junio pasado para obligar al Gobierno a permitir la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
El segundo fue el 13 de julio pasado para mostrar rechazo a la celebración anual sandinista conocida como “El repliegue”; y el tercero fue el 7 de septiembre para presionar por la libertad de los “reos políticos”.
El llamado se hace en medio de la crisis que vive el país desde abril, la cual ha dejado centenares de muertos y detenidos.
Algunas organizaciones no gubernamentales cifran en más de 500 los muertos, mientras que el Gobierno de Ortega habla de 199 fallecidos.
Además, los diversos movimientos civiles hablan de 600 detenidos por las manifestaciones antigubernamentales que empezaron el 19 de abril.
El Gobierno reconoce 273 detenidos, que clasifica, en cambio, como “terroristas”, “golpistas” y “delincuentes comunes”.
La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de “más de 300 muertos”, así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.
NoticiasRCN.com – EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *