El Gobierno del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, expulsó a dos misiones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), tras acusarlas de actuar de forma “injerencista”, informó la Cancillería.
“Le comunico la suspensión temporal de la presencia y visita de la CIDH y del Mecanismo de Seguimiento Especial para Nicaragua (MESENI)hasta que se restablezcan las condiciones de respeto a la soberanía y asuntos internos”, señala una carta dirigida al secretario general de la OEA, Luis Almagro.
También se ordenó la salida del Grupo Interdisciplinario Especial de Investigación (GIEI), creado por la CIDH para evaluar la situación de derechos humanos en el país.
En una carta el Gobierno acusa a las misiones de “falta de imparcialidad y objetividad” y de mostrar “una actitud injerencista, intervencionista, haciéndose eco de las políticas del gobierno de Estados Unidos en contra de Nicaragua”.
Por su parte, la CIDH lamentó la decisión de expulsar al Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua, pero dijo que esta seguirá actuando desde Washington.
Esta misión llegó a Nicaragua el pasado 24 de junio y su misión es vigilar “la situación de derechos humanos”, y dar seguimiento a las recomendaciones y medidas cautelares emitidas por la propia CIDH.
Cabe recordar que ese país se encuentra sumido en una crisis social y política desde el comienzo de una serie de protestas antigubernamentales el pasado 19 de abril, inicialmente por una reforma al sistema de seguridad social – que fue reversada-, y luego miles de ciudadanos salieron las calles para exigir la salida de Ortega del poder.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *