Los familiares de los periodistas Pául Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra; emitieron este viernes un comunicado en el que destacan la labor de las autoridades colombianas, pero que a la vez lamentan que el criminal no fuera capturado con vida.
Aseguran que “es lamentable que quien se adjudicó el secuestro y asesinato de cinco personas haya sido abatido en lugar de que lo hayan capturado con vida. Con su fallecimiento muere también la posibilidad de acceder a la información”.
En el comunicado revelan que era necesario conocer los hechos en los que perdieron la vida los comunicadores y la pareja que también fue secuestrada en la frontera, Óscar Villacís y Katty Velasco.
Además, aseguran que esta persona tenía conocimiento sobre los posibles vínculos entre las organizaciones narcodelictivas y la institucionalidad ecuatoriana.
Los cercanos a los periodistas asesinados advierten que el abatimiento de Guacho “no significa que se haya hecho justicia en cuanto al secuestro y el asesinato del equipo periodístico del diario El Comercio”.
También, afirman que “aún hay muchas preguntas y muchas dudas que desde los dos Gobiernos no se han querido resolver”.
“Ni los audios filtrados que no son esclarecidos, ni las promesas de desclasificación, ni la confirmación de la muerte de “Guacho” nos desvían de nuestra lucha por la memoria, verdad y justicia”.
De: RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *