La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a favor de Juan Guaidó y los miembros de su núcleo familiar en Venezuela, tras considerar que se encuentran en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos.

El jefe del Parlamento venezolano se proclamó el miércoles como presidente encargado de Venezuela sin que Nicolás Maduro haya dejado el poder.
“La Comisión notó que el señor Guaidó se trata actualmente de la figura más visible de oposición en un contexto de gran algidez política y gran convulsión social que ha llevado a la movilización de miles de personas en las calles de Venezuela, donde ya se han producido hechos de violencia”, señaló la CIDH. 
Para tomar esta decisión, la Comisión tuvo presente que Juan Guaidó fue objeto de una detención al parecer irregular y temporal por parte de funcionarios del Sebin el 13 de enero de 2019.
“Dicha detención habría ocurrido en medio de una vía pública a plena luz del día, sin que el beneficiario contara con algún esquema de protección que impidiera que fuera sustraído de su vehículo, ni se conociera su paradero mientras duró la detención”.
La Comisión consideró que los elementos mencionados reflejan la condición de vulnerabilidad en que se habría encontrado o podría encontrarse actualmente Juan Guaidó, lo que a su juicio justifica la medida cautelar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *