El pasado sábado un sismo de 5.4 grados a las 7:33 de la mañana despertó a los colombianos con una fuerte sacudida, hoy a las 4:08 p.m., un temblor de 4.7 de magnitud volvió a preocupar a los ciudadanos.

Después de esos temblores, el tema ha generado preocupación entre la población y se habla de la posibilidad de que los continuos sismos sean el anuncio de una catástrofe. Un experto explicó cuál es la realidad de la situación y las consecuencias que podría tener la actividad sísmica en el país.

Detmer Pitre, director del Programa de Ingeniería Geológica de Areandina, indicó que los sismos de mediana intensidad en realidad podrían llegar a prevenir un terremoto de gran magnitud.

El experto dijo en RCN Radio que es bueno que se presenten sismos con regularidad, pues a través de estas actividades que se puede liberar la energía acumulada y que entre más se libere a través de movimientos suaves se puede evitar una gran acumulación que desate una liberación de mucha energía, a través de maremotos o terremotos.

Detmer Pitre recordó que Colombia se encuentra en una zona perceptible a sismos debido a su ubicación en una región en donde se encuentran cuatro placas tectónicas (Nazca, Caribe, Cocos y Sudamericana).

Pitre recordó que una de las características para determinar la intensidad de un sismo es el ruido.

“Entre mayor ruido durante un evento sísmico, es mayor la probabilidad de que sea de gran magnitud”, explicó.

Recuerde que la prevención y la serenidad son aspectos determinantes a la hora de afrontar un sismo. Igualmente, los expertos recomiendan tener un kit de emergencias y un plan de evacuación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *