Cuatro años después, a un ciudadano chino los médicos le han sacado un palillo de dientes del corazón. Se preguntarán cómo llegó hasta allí. Pues se lo tragó accidentalmente bebiendo una copa, informa Daily Mail.

El joven Zhou, de 29 años, contó a los reporteros que tenía la costumbre de meter un palillo en su vaso para diferenciarlo de los demás en los bares o reuniones de amigos. Y que el accidente probablemente se produjo tomándose una copa hace unos cuatro años.

Los médicos dijeron que el palillo, que mide seis centímetros, entró en el corazón tras perforar el pulmón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *