El avión presidencial Air Force One aterrizó poco antes de las 9:00 pm. (hora local) en el aeropuerto internacional Noi Bai.

Por su parte, Kim Jong-un llegó en la mañana del martes rodeado de un ingente dispositivo de seguridad. Hizo un periplo de 4.000 kilómetros a bordo de su tren blindado desde Pyongyang y se trasladó en automóvil a Hanói, donde se celebrará el encuentro el miércoles y el jueves.
Donald Trump quiso mostrarse optimista respecto a esta cita, asegurando el lunes en Twitter que espera con impaciencia “una cumbre muy productiva”.
Sobre el encuentro se conocen muy pocos detalles. Los dos dirigentes cenarán juntos la noche del miércoles, acompañados por algunos de sus consejeros, indicó a la prensa a bordo del Air Force One la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.
Kim y Trump mantuvieron el año pasado una reunión en Singapur que terminó con un vago comunicado sobre esfuerzos de Pyongyang para avanzar hacia un desarme nuclear, pero sin plazos ni metas claramente establecidas.

Estados Unidos ha reclamado en varias ocasiones un desarme nuclear completo, verificable e irreversible de Corea del Norte.

Pero para Pyongyang, el desmantelamiento de su programa nuclear debe venir acompañado del levantamiento de las sanciones internacionales.

De: RCN.com/AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *