Con la reciente crisis energética que vivió Venezuela, muchos perdieron el contacto con sus seres queridos, ya que la comunicación telefónica o a través de Internet quedó prácticamente anulada con el extenso apagón que duró casi una semana.

Fue esto lo que motivó a un numeroso grupo de personas a unirse en una extensa red de voluntarios que se dedica a contactar con los seres queridos de quien lo necesite. Ellos se mueven a través de todos los medios posibles.
“Se han creado grupos de voluntariados en el exterior que se encargan de llamar a familiares en Venezuela, por ejemplo, desde esta mañana no sabía de mi mamá que salió a la calle, les pedí que me ayudaran y ellos llaman a Venezuela, se comunican, hablan con la persona y esta devuelve un mensaje”, relató una de las personas que se ha beneficiado de este voluntariado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *