Ante el deterioro de la libertad de prensa en Nicaragua, el acoso contra periodistas y medios, así como la crítica situación política, social y económica que enfrenta el país, la SIP envió una dura resolución sobre Nicaragua, aprobada en la reunión de medio año realizada en Cartagena, a la alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet y al secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro.
Exige al presidente y a la primera dama y vicepresidenta, Rosario Murillo, la inmediata liberación de los periodistas Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora Barberena, así como la procuración de justicia por el caso de Ángel Gahona, periodista asesinado el 21 de abril de 2018.
El informe sobre Nicaragua presentado en la reunión de medio año detalló que más de 60 periodistas independientes han sido obligados a abandonar el país desde abril de 2018 y se han registrado más de 700 casos de violencia contra el ejercicio del periodismo en el mismo periodo.
De acuerdo a las denuncias, entre otras medidas de asfixia económica contra los medios, desde septiembre se mantiene un embargo aduanero de los insumos para la impresión de La Prensa y El Nuevo Diario.
Con el objetivo de que el Gobierno de Nicaragua respete y garantice las libertades de prensa y expresión, la SIP en conjunto con las organizaciones IFEX-ALC y AMARC-ALC, están presentado informes y recomendaciones a la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas.
A principios de marzo una delegación internacional de la SIP visitó Washington, EE.UU. donde se reunió con congresistas, diplomáticos y organizaciones de prensa para denunciar la situación en Nicaragua y cumplir con el compromiso de la organización de mantener en la agenda pública internacional lo que sucede en el país, acción que la SIP asumió en su visita a Managua en agosto de 2018.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *