El último sobreviviente conocido del campo de exterminio nazi de Sobibor, Semion Rosenfeld, falleció este lunes a la edad de 96 años en Israel, anunció el presidente de la Agencia Judía, Isaac Herzog.

“Lamentamos la desaparición de Semion Ronsenfeld, partícipe en la rebelión de Sobibor, que, en el horror de la Shoá, se convirtió en un héroe a pesar suyo”, declaró Herzog en un comunicado.

Rosenfeld vivía en una residencia de ancianos que pertenecía a la Agencia Judía.

Nacido en Ucrania, Semion Rosenfeld, soldado judío del Ejército Rojo, formaba parte del medio centenar de prisioneros sobrevivientes del campo de Sobibor y de la Segunda Guerra Mundial.

De mayo de 1942 al verano boreal de 1943, unos 250.000 judíos, provenientes en su mayoría de Polonia, pero también de Holanda, República Checa y Eslovaquia, murieron en el campo de Sobibor, situado en Polonia, ocupada por la Alemania nazi.

El 14 de octubre de 1943 estalló una rebelión en Sobibor, la más importante y célebre en la historia de los campos de concentración nazis.

Unos 300 prisioneros, entre ellos Semion Rosenfeld, que entonces tenía 21 años, lograron huir abriendo una brecha en la alambrada.

Tras la represión del alzamiento, los nazis recapturaron y fusilaron a 170 de los rebeldes que habían conseguido escapar.

Semion Rosenfeld por su parte terminó la guerra en filas del Ejército Rojo.

Antes del final de la guerra, los nazis demolieron el campo Sobibor para borrar las huellas de ese centro de exterminio.

En una entrevista difundida en marzo pasado por la televisión, Semion Rosenfeld afirmó que “el destino había decidido que sería un héroe”.

Toda su familia fue asesinada por los nazis, recordó Ronsenfeld que al terminar la guerra volvió a Ucrania y luego en 1990 emigró a Israel.

De RCN.com / AFP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *