La congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez trabajó durante unas horas como camarera de un bar de Nueva York para pedir el aumento del salario mínimo.

La joven de 29 años, electa diputada por Nueva York tras haber vencido en las primarias de su partido a un dirigente de larga data, trabajaba de camarera en un bar de Manhattan hasta la primavera de 2018.

El viernes, volvió a ponerse un delantal azul en un restaurante-bar del barrio de Queens, que forma parte de su circunscripción, para respaldar al movimiento “por un salario justo” (“One Fair Wage”)

“Todo trabajo tiene su dignidad, y la manera en que se otorga dignidad a un trabajo es pagándole a la gente al menos lo que vale”, dijo esta legisladora que se define como socialista.
Ocasio-Cortez llamó al estado de Nueva York a que el salario mínimo de 15 dólares por hora sea obligatorio, incluso para los empleados que reciben propinas, cosa que hoy no sucede, y a aumentar el salario mínimo federal también a 15 dólares, contra los 7,2 dólares actuales.
“Tenía miedo de haber perdido la práctica, pero no. La memoria de los músculos sigue ahí”, tuiteó tras haber dejado el restaurante, junto a un video en el que aparece batiendo una coctelera.
Originaria del Bronx, convertida en blanco predilecto de los simpatizantes de Donald Trump, la joven legisladora debe parte de su éxito a su facilidad para comunicar sus ideas a través de las redes sociales.
De. RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *