Albert Passavanti y su pequeño de un año y medio son los protagonistas de este suceso que, gracias a un video grabado por una cámara de seguridad al interior de su vivienda, evidencia el instinto que pueden tener los padres para salvar a sus hijos.

La familia Passavanti descansaba en la piscina de su casa ubicada en el condado de Palm Beach en el estado de Florida, en Estados Unidos.

Todo trascurría con calma, hasta que uno de sus pequeños ingresó por la puerta de seguridad de la piscina, empezó a caminar por el borde para alcanzar una pelota inflable, pero al tratar de sujetarla terminó cayendo al agua.

Bastaron solo unos segundos para que Passavanti se diera cuenta que su pequeño hijo estaba a punto de ahogarse y decidió saltar por encima de una valla de más de un metro que bordea parte de la piscina para rescatarlo.

Ni siquiera se me pasó por la cabeza rodear la cerca. Solo llegar del punto A al B”, dijo el hombre a medios locales.

Las imágenes fueron subidas por la familia a Facebook, con el fin de compartir su experiencia. La publicación estuvo acompañada de una frase que dice: “la cerca de bebés solamente funcionan si están cerradas”.

El video que se convirtió el viral supera las 100 mil reproducciones en la red social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *