Un paciente se acercó al Hospital Rajavithi de Bangkok, Tailandia, por un fuerte dolor en un oído, sin esperar que la causa de la molestia era un pequeño lagarto que se encontraba alojado en su cabeza.

La doctora Varanya Nganthavee, fue la encargada de examinar profundamente el oído de la mujer y cuando lo hizo encontró que algo extraño se encontraba en su interior.

Un análisis profundo en la cabeza de la mujer, reveló que tenía un pequeño lagarto por lo que fue necesaria una intervención quirúrgica para retirarlo.

A pesar de la operación, el paciente seguía sintiendo algunas molestias debido a que una parte de la cola del lagarto se quedó atorada en su cabeza.

Finalmente se confirmó que el paciente se recupera y que no queda ningún residuo del reptil en su cuerpo.

Según el Daily Mail, el lagarto habría permanecido dos días en la cabeza del paciente.

De. RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *