El Comité de investigación ruso anunció que abrió una investigación sobre el incidente.

Un Airbus A321, con 226 pasajeros y siete tripulantes a bordo, aterrizó de emergencia en un campo sembrado de maíz en la región de Moscú, tras chocar con una bandada de pájaros.

Según el Ministerio de Sanidad ruso, 23 personas, entre ellas nueve niños, resultaron heridas y fueron hospitalizadas.

El avión “chocó al despegar contra una bandada de pájaros” en aeropuerto de Jukovki, en los suburbios de Moscú, informó la Agencia Federal de Transporte Aéreo (Rosaviatsia) de Rusia.

La aeronave había despegado rumbo a Simféropol, principal ciudad de la península ucraniana de Crimea, anexada por Rusia en 2014, indicó el comunicado.

Varios pájaros afectaron el “funcionamiento de los motores“, por lo cual la tripulación decidió efectuar un aterrizaje de emergencia, indicó la agencia.

El Airbus aterrizó “en un campo de maíz” situado a “una distancia de 1 km de la pista de despegue, sin el tren de aterrizaje“, explicó la entidad en un comunicado.

Todo pasó en pocos segundos (…) Habíamos despegado y de repente aterrizamos“, dijo Irina Usatcheva, una de las pasajeras, a la cadena de televisión pública Rusia 24

De. RCN.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *