Redes mafiosas dentro de la Amazonía brasileña estarían detrás de gran parte de la deforestación del bosque tropical más grande el planeta, según Human Rights Watch (HRW). Las organizaciones criminales estarían empleando la violencia en contra de quienes defienden la selva y se opongan a su negocio: la venta de madera.

Las redes criminales estarían coordinando la tala, procesamiento y comercialización de la madera a gran escala, lo que HRW considera que está directamente vinculado a los numerosos incendios que se han presentado este año en la Amazonía.

Por medio del informe “Mafias do Ipê”, HRW también denuncia que, además del accionar criminal, hay responsabilidad por parte del estado y el “fracaso (…) en investigar y castigar a los responsables por esos delitos”.

Asimismo, el documento asegura que los criminales intimidan con armas a quienes se oponen a su accionar y hasta llegan a “ejecutar a aquellos que defienden la selva”.

HRW también indicó que con la llegada del gobierno de Jair Bolsonaro se han atacado “a los órganos de protección del medio ambiente”, lo que pone en grave riesgo a “los bosques y a las personas que viven allí”.

Por otra parte, la organización de derechos humanos recordó que en la lucha por el uso de la tierra y los recursos de la Amazonía se han reportado más de 300 asesinatos. Sin embargo, solo 14 personas han sido juzgadas.

De RCN Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *