Un hombre con una capacidad excepcional en la memoria, se aprendió los datos de 1300 tarjetas de crédito de sus clientes y los utilizó para hacer compras online, pero un descuido lo hizo terminar en la cárcel.

Yusuke Taniguchi, de 34 años, trabajaba en un centro comercial en Tokio, Japón, y utilizaba su memoria eidética (o memoria fotográfica) para aprenderse los 16 números de la tarjeta, el nombre del dueño, la fecha de caducidad y el número de seguridad.

La estafa del hombre terminó en marzo de este año cuando hizo la compra de algunos artículos por internet y en la dirección del envío puso su domicilio, por lo que la policía le hizo seguimiento y lo capturó.

Cuando fue arrestado, el hombre tenía en su poder un cuaderno con los datos personales de 1300 tarjetas de crédito que había recolectado y con las que habría hecho varias compras.

El hombre dijo que compraba artículos por internet para después revenderlos en casas de empeño y poder pagar sus gastos personales.

De. RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *