El director de la Policía Nacional, general Óscar Artehortúa, manifestó que cerca de 20 universidades han detectado infiltrados que buscan sabotear las marchas del 21 de noviembre.

La autoridades expresaron que los infiltrados estarían siendo financiados por el ELN, tratando de generar caos en las manifestaciones.

“Estos sujetos están tratando que los estudiantes apliquen la ideología anarquista, antifascista y violenta”, expresó el general.

Según la Policía, varios grupos armados ilegales estarían creando fondos económicos con diferentes frentes de guerra, para apoyar la logística de las movilizaciones.

Artehortúa pidió a la ciudadanía recibir el apoyo de los uniformados, con el fin de evitar cualquier acción violenta.

Migración Colombia ya ha expulsado a seis ciudadanos venezolanos, quienes según la entidad, adelantarían actividades para alterar la tranquilidad del orden público.

En total 15 extranjeros fueron deportados durante la última semana por intentar sabotear las protestas del 21 de noviembre.

De RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *