El gobierno interino de Bolivia presentó ante la fiscalía este viernes una denuncia penal contra Evo Morales, exiliado en México, por “sedición y terrorismo”, a raíz del presunto llamado del expresidente a cercar La Paz mediante bloqueos en un audio difundido por autoridades.

“Estamos pidiendo la máxima pena por sedición y terrorismo”, dijo el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, a los periodistas a la salida de la sede de la fiscalía.

La denuncia será presentada la semana próxima ante La Haya por crímenes de lesa humanidad tras conocer un presunto video donde el expresidente incita a sus bases a cercar ciudades y dejar sin alimentos a las mismas.

Hace dos días, el ministro de Gobierno presentó un vídeo en el que se escucha, según la pericia policial, al expresidente, desde su exilio en México, que instruye a su operador político en Bolivia a consolidar el cerco a las ciudades, para derrotar al supuesto “golpe de Estado racista y fascista” mediante la ampliación del bloqueo de carreteras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *