Conmoción y dolor causó en Medellín que el joven Julián Andrés Orrego Álvarez, de 21 años, perdiera la vida tras la explosión de una papa bomba en las afueras de la Universidad de Antioquia, este lunes 2 de diciembre en horas de la tarde.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, el joven estaría manipulando el artefacto explosivo improvisado cuando este estalló y le causó graves heridas.

Videos del momento de la explosión en redes sociales lo muestran con un grupo de jóvenes a las afueras de la institución. Lanzaban papas bomba a la vía y bloqueaban el paso de vehículos. Orrego corrió hacia una moto y en un incidente confuso cae y termina seriamente herido cuando explotó el artefacto.

Según la Secretaría de Salud, Orrego resultó gravemente herido y, de inmediato, fue trasladado al hospital San Vicente Fundación, en el norte de la ciudad. El joven presentaba quemaduras en todo el costado izquierdo de su cuerpo y fracturas cuando llegó al centro asistencial, donde falleció.

Tras conocerse la noticia, trascendió que Orrego era estudiante de Licenciatura en Educación Física de la Universidad de Antioquia. Asimismo, en redes sociales, personas cercanas comentaron que era apasionado por los deportes, las ciencias políticas, la música y la literatura sobre arte. 

Orrego vivía en la vereda La Loma, en San Cristóbal, uno de los cinco corregimientos de Medellín. Allí también era conocido como deportista y amante del fútbol. Incluso, perteneció a un equipo como arquero y entrenaba a niños de AsoDIM, en el estadio Atanasio Girardot, según contó uno de sus amigos.

También se menciona en redes sociales que era una persona de reconocimiento y liderazgo comunal.

Santiago Cardona, quien lo conoció hace un tiempo, cuenta que Orrego estudió el bachillerato en el colegio Inem José Félix de Restrepo, una de las instituciones educativas oficiales más importantes de la ciudad.

Asimismo, relató que en ese lugar ambos estuvieron en clases de natación y que lo recuerda como un joven muy deportista.

Por su lado, Santiago Muñoz, líder del grupo juvenil el Chai, al que también acudía Orrego, explicó que él era una persona alegre, buen compañero y solidario. De hecho, participaba en los distintos eventos lúdicos y culturales de la comunidad.

Muñoz agregó que el sueño de su amigo era graduarse de la universidad y conseguir un empleo como docente de educación física.

“Los jóvenes nos ponemos de luto, no importa la manera, no importa cómo fue, un joven de la vereda que para nosotros importaron más sus buenos actos, su aporte comunitario, su liderazgo y su energía. Pedimos discreción, es una vida la que se acaba”, publicaron sus amigos en redes sociales.Asimismo, en la vereda La Loma se tiene planeada una ‘velatón’ en memoria de Orrego, este martes, a las 8 p .m. 

En vista de que Orrego era reconocido en la comunidad como un joven crítico pero pacífico, hay gran consternación por la forma como falleció.

“Entendemos que la reacción de él no fue de la mejor manera, fue víctima de su propio invento y así no debe haber sido, pero sabemos que no tenía intención de herir a nadie. Por eso, también rechazamos las críticas que han hecho, que lo quieren mostrar como una mala persona. También rechazamos a los que justifican su muerte”, manifestó Muñoz.

Entre tanto, la Universidad de Antioquia emitió un comunicado en el cual lamenta la muerte del joven y apela a una actitud de respeto y solidaridad de parte de la sociedad frente al hecho. 

El rector de la Universidad de Antioquia, John Jairo Arboleda Céspedes, viajaba a Bogotá cuando fue informado de lo ocurrido y decidió devolverse para convocar, este martes 3 de diciembre, una reunión del Consejo Académico.

Cabe recordar que las autoridades investigan, según el secretario de Seguridad, Andrés Tobón, qué fue exactamente lo que sucedió, pues el hecho quedó grabado en varios videos.

De EL Tiempo.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *