Luego del trágico fallecimiento de unos niños de 7 y 10 años en Bogotá por un error en la entrega de un medicamento, la Secretaría de Salud se pronunció sobre los hechos y anunció sanciones e investigaciones.

Una funcionaria de las farmacias de la EPS Cruz Verde entregó dos frascos de Tramadol (analgésico para el dolor severo), en vez de Albendazol (purgante), hecho que habría causado la muerte de los niños que ingirieron el medicamento equivocado.

La entidad emitió un comunicado lamentando el trágico fallecimiento de los dos menores y se solidarizó con las familias afectadas.

“La Secretaría de Salud desde el momento que conoció los hechos ocurridos el 21 de enero de 2020, comisionó a los equipos de Inspección, Vigilancia y Control de la Dirección de Calidad de Servicios y de la Subsecretaría de Salud Pública para verificar lo sucedido y determinar presuntas fallas en la atención en salud”.

La Secretaría de Salud afirmó que, producto de la investigación, identificó en el establecimiento algunas fallas en los procesos de almacenamiento y dispensación de medicamentos a IPS, relacionadas, en particular, con la ausencia de información al paciente sobre el uso adecuado de medicamentos.

Resaltan también el incumplimiento de las normas sanitarias de los servicios ofrecidos en el establecimiento.

Por lo tanto, la entidad anunció la “clausura temporal total del establecimiento” y la apertura de una investigación administrativa contra la persona jurídica Droguerías y Farmacias Cruz Verde S.A.S.

Además, confirmó que la EPS Sanitas ya tiene a cargo la intervención en crisis a la familia de los menores fallecidos, esto para el manejo del duelo por este lamentable hecho.

De RCN.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *