Aunque la explosión inicialmente había dejado dos muertos, la gravedad de las quemaduras y afectaciones causadas por el estallido han hecho que, durante las tres semanas siguientes, la cifra mortal creciera considerablemente.

Autoridades sanitarias peruanas confirmaron el fallecimiento de tres personas, de las decenas de heridos, que se encontraban hospitalizadas como consecuencia de los hechos ocurrridos el pasado 23 de enero, en el marco de la explosión de un camión cisterna en la capital peruana.

El hecho se habría originado a causa de una fuga de gas combustible en el almacenamiento del tractocamión, generando afectaciones en trasuntes, vehículos y viviendas cercanas. Se estima que las llamas originadas durante la tragedia consumieron aproximadamente 15 casas.

Funcionarios de la administración de Lima, trabajan en la reubicación de los afectados, explicando que aunque la villa olímpica construida para los Juegos Panamericanos es cercana al lugar de la tragedia, dicho escenario no se puede utilizar, en tanto fue concebido como residencia temporal de deportistas, y no está habilitada para congregar a grupos familiares.

Tras la muerte de estas nuevas tres personas, la cifra mortal ascendió a 30.

Aunque el dato inicial de víctimas mortales era dos, el número se ha ido incrementando debido a la gravedad de las quemaduras causadas por la explosión.

De RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *