Libardo Pinto Liscano, alcalde del municipio de Algeciras (Huila), decidió casarse este domingo 12 de julio, ignorando la medida de cuarentena y la recomendación de no realizar aglomeraciones.

En el evento hubo al menos 50 personas, de las cuales ninguna usó el tapabocas ni obedeció la recomendación de distanciamiento social. Población y funcionarios del municipio rechazaron el comportamiento del mandatario.

El hecho fue conocido por un video que circula en redes sociales, el cual muestra al mandatario y a su esposa, de vestido blanco, bailando alegremente el vals con los invitados a esta reunión que se realizó en la noche del domingo pasado en un sitio de eventos del municipio de Campoalegre.

Testigos afirmaron que al menos 50 personas asistieron a la reunión familiar entre los que se encontraban los suegros del mandatario
, así como Alexander Moreno, director del Hospital; Juan Romero, el secretario de Gobierno y algunos concejales.

“Reprochamos la actitud del alcalde, ese tipo de reuniones es propicio para propagar el virus”, aseguró el concejal Mauricio Trujilo, y aclaró que no asistió al evento.

Lo que sorprende es que, tan solo unos días atrás, el alcalde Pinto había invitado a los ciudadanos a acatar las medidas del gobierno nacional que combaten el virus.

“La covid-19 no es un juego, no es recocha, cumplan las medidas, esto es en serio”, dijo Pinto en un programa de televisión de esa población.

El festejo alborotó los ánimos de los habitantes de Algeciras, municipio que por estos días vive una aguda crisis de violencia con los asesinatos de al menos 10 personas, entre las que se cuentan líderes sociales, dirigentes comunales, excombatientes de la guerrilla y campesinos.

“Es increíble que la primera autoridad del municipio sea precisamente quien viole las medidas dictadas para evitar la expansión del covid-19”, afirmó un ciudadano.

Otros le pidieron a la Procuraduría General de la Nación investigue este “hecho violatorio de las normas de salubridad”.

Acudiendo a un video, Libardo Pinto se defendió y afirmó que “en la reunión de mi matrimonio se cumplieron las medidas de bioseguridad como toma de temperatura a los asistentes y distanciamento”.

“No hubo fiesta, ni farra, ni licor, fue una celebración cristiana”, aseguró el alcalde.

De El Tiempo.Com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *