Las autoridades de Pekín afirmaron que obligaron a un navío de guerra estadounidense a abandonar la zona del archipiélago de las Paracelso, en el mar de China meridional, después de disparos de misiles chinos en la zona.

Este incidente se produce en un contexto de vivas tensiones entre Pekín y Washington sobre varios temas, como la situación de las libertades en Hong Kong, la empresa de tecnología Huawei o cuestiones humanitarias como la represión de la minoría uigur, entre otros.

El ‘destroyer’ o cazatorpedero estadounidense “penetró sin autorización” el jueves en las aguas del archipiélago de las Paracelso”, dijo en un comunicado Li Huamin, portavoz militar chino.

“Fuerzas navales y aéreas fueron desplegadas para seguir, vigilar, verificar, identificar e instar al navío a abandonar la zona”, agregó.

El viernes, la presencia de este navío de guerra fue confirmada por la Flota estadounidense del Pacífico, que explicó que el barco quería “garantizar que las vías de navegación cruciales siguieran libres y abiertas”.

Las islas Paracelso, también conocidas como islas Placel, están situadas a igual distancia de las costas chinas y vietnamitas y es un territorio disputado por ambos países. Pero la marina china se hizo con el control de la zona en 1974, tras un conflicto naval.

Washington envía regularmente a la zona navíos de guerra para realizar lo que las autoridades estadounidenses llaman “operaciones de libertad de navegación”.

“Ignorando las reglas del derecho internacional, Estados Unidos provocó en varias ocasiones problemas en el mar de China meridional. Quieren la hegemonía marítima bajo pretexto de la libertad de navegación”, dijo Li Huamin.

El ejército chino disparó esta semana durante ejercicios militares cuatro misiles balísticos que cayeron cerca de las Paracelso, según el ministerio estadounidense de Defensa.

El lanzamiento de estos misiles, raro en esta zona, fue interpretado como una señal de advertencia frente a las maniobras militares de Estados Unidos, frecuentes en los últimos meses.

De: RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *