Luego de la captura de dos personas, las autoridades lograron identificar al tercer presunto implicado en el asesinato de cinco adolescentes en un cañaduzal del sector de Llano Verde, al sur oriente de Cali, en el Valle del Cauca. El sujeto corresponde a Gabriel Alejandro Bejarano, quien al parecer trabajaba como vigilante del cañaduzal.

La Policía de Cali reveló así la fotografía de ‘El Mono’, el tercer presunto responsable de la masacre de los jóvenes. Las autoridades ofrecen 20 millones de pesos de recompensa a quién dé información sobre su paradero.

Este sábado avanza en la mañana en el Palacio de Justicia de Cali la audiencia de la imputación de cargos en contra de estas dos personas, allí la Fiscalía expondrá las pruebas y argumentos que ha recopilado en medio de la investigación por la muerte de los cinco adolescentes. 

“Estamos en proceso de conocer, por parte de la Fiscalía, si esta empresa de seguridad no solamente tuvo funciones de vigilancia en la zona, sino que también otro tipo de actividades ilegales”, manifestó el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina dijo por su parte que “la recompensa es una manifestación de que vamos a sacar nuestra ciudad adelante en la medida que trabajemos juntos Fiscalía, Policía, Ejército Nacional y Gobierno Local”.

El viernes en la noche la Fiscalía imputó los delitos de homicidio agravado y porte ilegal de armas a los dos hombres capturados y señalados de ser los responsables del asesinato de cinco jóvenes hace tres semanas en Cali. Además, se legalizaron las capturas de los presuntos responsables.

“El Juez 25 penal con funciones de control de garantías de Cali legalizó las diligencias de allanamiento y la captura de Jefferson Marcial Angulo Quiñones y Juan Carlos Loaiza Ocampo, señalados como presuntos responsables del crimen de cinco menores en Llano Verde”, dijo la Fiscalía.

En medio de los allanamientos que realizaron las autoridades judiciales, se conoció que la defensa de los acusados no interpuso ningún recurso en contra de la medida de aseguramiento.

Según las investigaciones, los detenidos eran trabajadores del predio donde los menores fueron asesinados. Familiares de las víctimas clamaron que se haga justicia.

De: RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *