Un potente tifón azotó el jueves las dos Coreas, provocando al menos un muerto en el Sur e inundaciones en las calles de una ciudad portuaria del Norte.

El tifón Maysak tocó tierra en Busán, en la costa meridional de Corea del Sur, con ráfagas de viento que alcanzaron 140 km/h. En esta ciudad, una mujer murió por una fuerte borrasca que destruyó los cristales de su apartamento.

Las calles se inundaron, el viento arrancó árboles y semáforos y más de 2.200 habitantes tuvieron que ser evacuados hacia refugios. En el sur de la península, así como en la isla de Jeju más de 120.000 hogares se quedaron sin electricidad.

El tifón se dirigió luego hacia el norte, pasando por el mar de Japón, antes de tocar tierra por segunda vez en Kimchaek, una ciudad de Corea del Norte.

Las catástrofes naturales provocan generalmente más daños en Corea del Norte que en Corea del Sur, a causa de la fragilidad de las infraestructuras norcoreanas. El país es además muy vulnerable al riesgo de inundaciones a causa de la deforestación.

En Corea del Norte el tifón iba acompañado de fuertes precipitaciones.

En la ciudad portuaria de Wonsan, situada en el litoral este del país, cayeron en unas horas unos 385 milímetros de lluvia.

Los medios oficiales de Pyongyang estaban en estado de alerta, difundiendo en directo imágenes como las de un periodista en medio de una calle inundada de la ciudad portuaria.

Las autoridades levantaron sin embargo su alerta por tifón cuando empezó a debilitarse al tomar la dirección de China.

“El tifón pasará por Musán [situada en la frontera con China] y dejará nuestro país”, dijo un meteorólogo en la televisión norcoreana. “No espero que haya consecuencias”, añadió.

Tifón en Corea

Un carguero se hunde cerca de Japón con 43 personas y 6.000 vacas

Un buque en el que viajaban 43 miembros de la tripulación y cerca de 6.000 vacas se hundió tras emitir un pedido de socorro en medio de un tifón cerca de las costas occidentales de Japón, informó el único superviviente rescatado hasta el momento por la guardia costera japonesa.

El “Gulf Livestock 1” hizo un llamado de socorro a primera hora del miércoles, cuando se encontraba a 185 km de la isla japonesa Amami Oshima, en el suroeste de Japón.

A última hora del miércoles, los socorristas de la guardia costera encontraron a un superviviente, un filipino de 45 años jefe de oficiales, que dijo que se había puesto un chaleco salvavidas y se lanzó al agua tras hacer un llamado a sus colegas a bordo.

Según el único superviviente hasta el momento, el motor del buque se paró y una ola lo volcó, antes de hundirse, anunció la guarida costera en un comunicado, que no ofrece más detalles sobre el momento del hundimiento.

El superviviente aseguró que no había visto a otros compañeros de la tripulación mientras esperaba a ser socorrido.

Una embarcación neumática fue avistada en la zona, pero los guardacostas no confirmaron tenía alguna relación con el barco hundido.

Tres buques de la guardia costera, cinco aviones y buceadores trabajan en la operación de rescate.

En el buque viajaban 39 filipinos, dos neozelandeses y dos australianos, así como 5.800 vacas y su destino era un puerto de China.

Maysak es el segundo tifón que azota la península coreana en una semana.

El líder norcoreano Kim Jong Un visitó el 28 de agosto una región agrícola que sufrió el paso del tifón Bavi y dijo sentirse aliviado porque los daños eran “menos importantes de lo previsto”.

Los meteorólogos advirtieron del acercamiento de otro tifón, Haishen, que debería alcanzar la península coreana el lunes por la mañana. Se esperan ráfagas de viento de hasta 144 km/h.

 

De: RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *