WASHINGTON D.C. – El presidente Donald Trump dijo el lunes que bajo su liderazgo, Estados Unidos se está convirtiendo rápidamente en una de las economías más fuertes del mundo y que pronto será una “superpotencia manufacturera” y acabarán con la dependencia de China en la compra de productos.

“Ya sea disociando o imponiendo aranceles masivos, como lo he estado haciendo, acabaré con nuestra dependencia de China porque no podemos depender de China”, dijo, agregando que el gigante asiático se ha valido de estos acuerdos y del dinero de los estadounidenses para fortalecer su ejército, “Están usando nuestro dinero para construirlo”, aseguró.

Trump agregó que se están desarrollando incentivos para que las empresas estadounidenses establecidas en China retornen al país y generen empleos locales.

“Fabricaremos nuestros suministros médicos críticos en Estados Unidos, crearemos créditos fiscales hechos en Estados Unidos y traeremos nuestros trabajos de China a Estados Unidos y nos opondremos a los aranceles y las empresas que se lleven los empleos a China y otros países”, dijo.

U.S. President Donald Trump delivers remarks at the North Portico of the White House in Washington, U.S., September 7, 2020…
El presidente realizó la conferencia de prensa al aire libre, en el pórtico norte de la Casa Blanca.

Las aseveraciones del presidente fueron expresadas en una conferencia de prensa realizada en el marco de la celebración del Día del Trabajador, en Estados Unidos, en el que además aprovechó para mencionar los logros económicos alcanzados a pesar del impacto de la pandemia del COVID-19.

“Nos estamos recuperando mucho más rápido de la pandemia, la economía agregó 1.4 millones de empleos el mes pasado, hemos agregado un récord de 10.6 millones de empleos desde mayo”, dijo el presidente, y apuntó que, “Actualmente estamos presenciando la recuperación más rápida del mercado laboral de cualquier crisis económica en la historia mundial”.

Trump destacó que las proyecciones para los próximos años serán prometedoras pero que estas dependerán de que el país siga bajo el liderazgo republicano, con él como presidente.

“Biden y su compañera de fórmula son muy liberales, la más liberal en el Congreso, por cierto, no es una persona competente, en mi opinión destruiría este país y destruiría esta economía”, dijo el presidente.

Vacuna contra el COVID

Sobre el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19, el mandatario dijo sentirse muy seguro de contar con una, incluso para octubre, y aseguró que su interés por tener una tan pronto no es por razones políticas sino por el bien del pueblo estadounidense.

“No quiero el logro para mí. Quiero algo que sea lo mejor para que las personas no se enfermen con eso (COVID), incluido el (plasma) terapéutico, que lo estamos haciendo igualmente bien”, dijo el presidente.

El presidente agregó que él mismo ha podido conversar con ejecutivos de algunas de las compañías que se encuentran estudiando y desarrollando una vacuna y que están muy entusiasmadas en tener resultados en un tiempo récord.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud ha advertido que una vacuna, efectiva contra el virus y a disposición del mundo, no podrá estar lista, cumpliendo todos los estándares, hasta mediados del año 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *