Un hombre de Santo Tomás, Atlántico, descubrió que en el momento de nacer le entregaron otra bebé que no era su hija. Los hechos ocurrieron hace cuatro años en un hospital de Barranquilla.

En la tierra, Dios lo había bendecido con una nueva extensión de su apellido, la pequeña nació en el Hospital Niño Jesús de Barranquilla. Un día después de un parto con éxito, se fue con la bebé y su madre a Santo Tomás en el oriente del Atlántico donde estaba el nuevo hogar de la pequeña.

“A medida que pasaban los años yo tenía la duda porque la niña no se parecía a mí ni a mi familia, pero en ese momento no contaba con los recursos económicos para hacer la prueba de ADN”, relató el padre de la menor.

La primera sospechosa era su compañera sentimental y una infidelidad era la hipótesis que tomaba  fuerza. “Yo me llevé a la niña para Barranquilla con la excusa de que iba a comprar unos, le hice la prueba de ADN y arrojó que la niña no era mía, dijo.

La hipótesis de la infidelidad parecía cierta, habló con su esposa y le pidió que le contara la verdad, pero ella era la más sorprendida.

“Hacemos el segundo paso, le hago la prueba de ADN con la niña y sale incompatible con la niña o sea no era su mamá”, agregó.

La niña que con tanto esfuerzo había criado, esa bebé de ojos tiernos y mirada serena no era la hija biológica de los dos.

El padre de la pequeña tomó medidas. “Interpuse un derecho de petición en el Hospital Niño Jesús para que entregarán los registros de parto”.

Ahí comenzó la búsqueda de los bebés que nacieron el mismo día de 2016 en ese hospital. Las redes sociales fueron el mecanismo que revelaría la verdad. Al buscar cada uno de los perfiles que habían sido padres, le llamó la atención una madre orgullosa que mostraba a su pequeña en Chimichagua, Cesar.

“Después de 15 días me puse a averiguar, a indagar y busca en las redes sociales. Su nombre me llamó mucho la atención, en un perfil que vi de una niña que era igualita a mí” y al cabo de un tiempo, logró comunicarse con los familiares de su hija biológica.

La historia ‘macondiana’ parecía increíble para los que escuchaban al hombre desesperado por conocer a la hija que engendró.

“Ella no lo podía creer, estalló en llanto. Yo le envié para los pasajes y me permitió hacerle una prueba a la niña, salió que la niña sí era hija mía”, contó.

Ahora, no sabe qué hacer. En casa su hija de crianza lo espera siempre con una sonrisa, pero por error humano su hija biológica espera su afecto en tierras cesarences. Por cosas del destino, comparte con las dos pequeñas, las mira y no sabe qué hacer. A una la ama por los años a su lado, por tantas sonrisas y pocas tristezas y a la otra a la que espera entregarle lo que le fue negado por un fatal error.

¿Ahora qué va a pasar?

En diálogo con Noticias RCN, José Hernández, el padre de la niña aseguró que ha sido una situación difícil. Dijo que las autoridades competentes se encargarán de lo que sea mejor para las niñas.

“Tampoco puedo pretender quedarme con las dos niñas porque la otra también tiene su mamá que la está esperando. La verdad necesitamos ayuda y las autoridades competentes son las encargadas de ver que es lo mejor para las niñas”.

Y es que una vez se conoció la historia del cambio de las pequeñas en el Hospital Niño Jesús de Barranquilla, el padre comenzó una primera batalla legal para cambiar los apellidos de las niñas.

“Es lograr que se corrijan los registros civiles de las menores y que quienes aparezcan en ese registro como sus padres biológicos sean realmente las personas a las que les corresponde ese derecho”, señaló Adriana Correa, abogada.

En un comunicado, las directivas del Hospital Niño Jesús señalaron su intención de entregar las pruebas suficientes para la investigación.

La gerencia de la ESE ratifica su voluntad de aprobar todas las pruebas que sean necesarias durante la investigación que se lleve a cabo para esclarecer las causas que originaron dicha situación”.

Sin embargo, los papás, asesorados por una reconocida firma de abogados, comenzaron las denuncias penales por daño moral.

Las dos familias, que por un error tenían a las niñas de forma equivocada, solicitaron a los especialistas del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) ayuda psicológica para afrontar la situación.

De: – NoticiasRCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *