Según el reporte de las autoridades, el hombre resbaló al intentar obtener una mejor toma del paisaje.

“El hombre estaba tomando una fotografía cuando resbaló y cayó por el abismo. La familia reportó la desaparición el mismo jueves y el viernes iniciamos la búsqueda”, indicó Cesar García, director de Gestión del Riesgo de Santander.

Cuatro días después de la desaparición, a mediodía del lunes 21 de septiembre, las autoridades encontraron al hombre con vida.

“Los uniformados fueron alertados por la comunidad del sector, quienes dieron aviso a la estación de Policía Mesa de los Santos, donde fue enviada una patrulla a verificar el caso, donde efectivamente se alcanzaban a escuchar en el fondo las voces de una persona pidiendo auxilio”, indicaron desde la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Al parecer, el hombre habría amortiguado la caída en una placa de concreto que tiene este acantilado de 300 metros de altura, lo que facilitó que pudiera ser escuchado desde el mirador del lugar.

“También nos ayudaron las coordenadas de ubicación que emitía el celular. Estaba deshidratado y fue llevado a un centro de salud”, indicó García.

No me pasó nada, fueron puras raspaduras y ya

dos que atendieron el caso, que la misión inicial era mantener animado a Eduardo, por lo que desde el mirador lo trataron de tranquilizar mientras llegaba el apoyo para poder subirlo.

En un trabajo mancomunado de los Bomberos y la Policía, el hombre fue rescatado en una camilla con la ayuda de varias cuerdas. Las autoridades dieron aviso a sus familiares, quienes rápidamente llegaron hasta el lugar y lo estaban esperando en el mirador.

No me pasó nada, fueron puras raspaduras y ya“, dijo Eduardo mientras abrazaba a su hija en el mirador.

Las autoridades aún no han podido determinar en qué condiciones habría sobrevivido el hombre.

rescate abismo

Eduardo Contreras fue rescatado con vida por los organismos de socorro.

Foto:

Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Contreras fue dado de alta y ya se encuentra en su vivienda en el área metropolitana de Bucaramanga.

El Salto del Duende es un acantilado que está ubicado a 35 minutos de Piedecuesta y tiene más de 300 metros de altura.

Cada fin de semana llegan decenas de turistas a este mirador para tomar fotografías, sin embargo, en este lugar han perdido la vida varias personas que deciden lanzarse al vacío.

De: El Tiempo.Com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *