El gobierno de Estados Unidos anunció el lunes la formulación de cargos penales contra seis oficiales de la Dirección Principal de Inteligencia de Rusia (GRU, por sus siglas en inglés), acusados de interferir en los sistemas computarizados de Ucrania, Francia, Corea del Sur y Georgia.

“Los ataques de ‘software’ malicioso de los acusados ​​causaron pérdidas por casi mil millones de dólares a tres víctimas de manera independiente, pero también buscaron interrumpir las elecciones francesas de 2017 y los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018”, informa un comunicado de prensa del Departamento de Justicia.

Además los acusados ​​y sus cómplices causaron daños e interrupciones en las redes informáticas de Holanda, Reino Unido y EE.UU.

Los indiciados son:  Yuriy Sergeyevich Andrienko, Sergey Vladimirovich Detistov, Pavel Valeryevich Frolov, Anatoliy Sergeyevich Kovalev, Artem Valeryevich  Ochichenko, y Petr Nikolayevich Pliskin.

Según la declaración un gran jurado sesionó el pasado 15 de octubre de 2020 en la ciudad de Pittsburgh, estado de Pensilvania.

Una captura de pantalla del sitio web de "Fancy Bears" de los militares rusos, sospechoso de estar detrás de una reciente infiltración a la firma de energía ucraniana Burisma.
Hackers rusos piratean firma ucraniana ligada a hijo de Joe Biden
Hackers rusos piratean firma ucraniana ligada a hijo de Joe Biden

Los seis implicados son residentes de Rusia y oficiales de la Unidad 74455 de la GRU, una agencia de inteligencia militar del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas rusas.

“El FBI ha advertido en repetidas ocasiones que Rusia es un adversario cibernético altamente capaz, y la información revelada en esta acusación ilustra cuán penetrantes y destructivas son realmente las actividades cibernéticas de Rusia”, dijo el subdirector del FBI, David Bowdich.

Los cargos

La acusación formal consiste en conspiración, piratería informática, fraude electrónico, robo de identidad agravado y registro falso de un nombre de dominio.

La fiscalía acusa a los implicados y sus co-conspiradores de apoyar los esfuerzos del gobierno ruso “para socavar, tomar represalias o desestabilizar de alguna manera  a Ucrania y Georgia”.

También habrían querido minar la posibilidad de demostrar la responsabilidad de Rusia “por el uso de un agente nervioso, Novichok, en suelo extranjero”, por el envenenamiento del disidente Alexey Navalny el 20 de agosto de 2020.

Los hackers y sus conspiradores también son señalados de haber interferido en las elecciones en Francia en 2017 y boicotear  los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang, Corea del Sur, en 2018.

El fiscal especial Robert Mueller entregó el viernes los resultados de una investigación que se prolongó por casi dos años.
Hackers robaron pruebas de fiscales EE.UU. sobre investigación Rusia y elecciones 2016: documentos
Hackers robaron pruebas de fiscales EE.UU. sobre investigación Rusia y elecciones 2016: documentos

Las ‘herramientas’

Para los ataques informáticos, los acusados usaron algunos de los programas maliciosos más destructivos del mundo hasta la fecha, asegura el Departamento de Justicia, que menciona: KillDisk e Industroyer, que causaron apagones en Ucrania; NotPetya, y Olympic Destroyer.

Los investigadores de ciberseguridad han rastreado a los conspiradores y su actividad maliciosa utilizando las etiquetas “Sandworm Team”, “Telebots”, “Voodoo Bear” y “Iron Viking”.

Los acusados ​​y sus cómplices causaron daños e interrupciones en las redes informáticas en todo el mundo, incluidos Francia, Georgia, los Países Bajos, la República de Corea, Ucrania, el Reino Unido y los Estados Unidos.

Los cargos formulados implicarían penas entre 5 y 20 años de cárcel, según el Departamento de Justicia, y aclara que “un juez asignado determinará cualquier sentencia de un acusado”.

De: Alianza de Noticias VOA – Virtual Stereo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *