El demócrata Joe Biden, ganador proyectado de las largas y polémicas elecciones presidenciales de Estados Unidos sobre el presidente republicano Donald Trump, actuó rápidamente el domingo para comenzar los preparativos para asumir el gobierno de Estados Unidos cuando asuma el cargo el 20 de enero y revertir algunas políticas clave de Trump.

El presidente electo Biden y su compañera de fórmula, la vicepresidenta electa Kamala Harris, lanzaron un sitio web para su transición al poder, diciendo que se enfocarían de inmediato en la pandemia del coronavirus, la recesión en la economía más grande del mundo provocada por la pandemia, el cambio climático y racismo sistémico.

Biden y Harris lanzaron cuentas de Facebook, Twitter e Instagram con el nombre de usuario @Transition46, una referencia a que Biden será el presidente número 46 en los 244 años de historia del país.

En el sitio web de Biden-Harris, BuildBackBetter.com, el presidente electo prometió: “Nos alzaremos más fuertes que antes. Actuaremos desde el primer día de mi presidencia para tener COVID bajo control. Actuaremos para aprobar mi plan económico que finalmente recompensará el trabajo, no la riqueza, en este país Actuaremos para restaurar la fe en nuestra democracia y nuestra fe unos en otros”.

“Una vez más seremos una nación, bajo Dios, indivisibles, una nación unida, una nación fortalecida, una nación sanada”, dijo.

Asistentes dicen que en los primeros días de su mandato, Biden planea que Estados Unidos se reincorpore al acuerdo climático de París del que Trump se retiró y revierta la retirada de Trump de la Organización Mundial de la Salud.

Biden planea derogar la prohibición de casi todos los viajes desde algunos países de mayoría musulmana y restablecer el programa que permite a los jóvenes, a menudo llamados “Dreamers”, que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños, permanecer en el país.

Durante la campaña, Biden también dijo que planea volver a unirse al acuerdo internacional para frenar el desarrollo de armas nucleares de Irán que Trump reprendió y sacó a Estados Unidos.

Las transiciones estadounidenses en el poder a menudo pueden traer cambios de política rápidos, pero la de Trump a Biden podría estar entre las más discordantes en la historia política reciente de Estados Unidos.

Un asistente de Biden le dijo a CNN: “En general, continuaremos sentando las bases para que la administración entrante de Biden-Harris restaure con éxito la fe y la confianza en nuestras instituciones y lidere el gobierno federal”.

Domingo casi normal

U.S. President-elect Biden visits family graves after attending a Sunday morning church service in Wilmington, Delaware
El presidente electo de EE. UU. Joe Biden, visita las tumbas de sus familiares luego de asistir a misa el domingo 8 de noviembre de 2020, en Wilmington, Delaware.

Joe Biden comenzó su primer día completo como presidente electo de la misma manera que lo hace casi todos los domingos, visitando la iglesia católica St. Joseph en Brandywine, ubicada cerca de su casa, en Wilmington, Delaware.

El futuro presidente de EE. UU. entró en el templo poco después del comienzo de la misa de las 10:30 a.m. Por lo general, llega un poco tarde y se va unos minutos antes para que la presencia de los agentes del Servicio Secreto no moleste a los demás asistentes.

Según The Associated Press, la celebración religiosa dentro de la iglesia se sintió como cualquier otro domingo, excepto por un enorme enjambre de medios acampados cerca de la entrada que esperaban la  llegada de Biden.

El presidente electo entró con su hija Ashley y su nieto Hunter, hijo del fallecido Beau, ex fiscal general de Delaware, el hijo mayor de Biden.

Joe Biden no tiene otros eventos públicos en su agenda este día, pero se espera que se mueva rápidamente para comenzar a nombrar miembros clave de su equipo para la transición a la Casa Blanca, incluido un jefe de gabinete.

Durante sus cuatro años en la Casa Blanca, Trump a menudo se ha deleitado en hacer a un lado las normas políticas, y el probable final de su esfuerzo por ganar un segundo mandato de cuatro años en la Casa Blanca después de la campaña de 2020 no es diferente.

El mandatario estadounidense se ha negado a conceder la derrota o llamar a Biden.

Trump está impugnando el resultado a través de demandas, alegando, sin evidencia, que las irregularidades en el conteo de votos en varios estados donde Biden ganó pluralidades estrechas y todos sus votos electorales revertirían el resultado y le otorgarían un segundo mandato.

La campaña de Trump presentará múltiples demandas judiciales a partir del lunes, aunque hubo escasos informes de irregularidades durante la votación del martes pasado o en los días de recuento de votos desde entonces, tabulaciones que aún continúan en numerosos estados a pesar de que el resultado en casi todos los 50 estados del país no están en duda.

En Estados Unidos, una mayoría de 270 votos en el Colegio Electoral de 538 miembros determina el resultado de las elecciones presidenciales, con los estados más poblados teniendo la mayor influencia, en lugar del voto popular nacional, pese a que Biden actualmente tiene una ventaja de 4 millones de votos en el recuento de votos nacionales.

De VOA Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *