¿Qué significa?

La categoría 5 es la más alta para un huracán y por consiguiente la más peligrosa porque ocasiona vientos con una velocidad superior a los 250 kilómetros por hora y ráfagas superiores a los 275 km/h.

En este nivel, se considera que puede causar daños catastróficos. Las olas pueden sobrepasar los cuatro metros de altura, lo que implica destrucción de tejados de algunas viviendas, inundaciones y evacuación masiva de áreas residenciales.

Por ejemplo, un huracán de categoría leve o media – entre 1 y 3 – puede tener un alcance de 40 kilómetros, pero uno de categoría 5 sobrepasa los 500, es decir, esta última es la distancia que hay entre Bogotá y Popayán, y esa sería la afectación de los fuertes vientos y constantes lluvias a causa del huracán.

En el 2016 Colombia sintió los coletazos del huracán Matthew que alcanzó categoría 4 cuando pasó cerca de La Guajira, pero esta es la primera vez que en territorio colombiano y en zona insular se vive un huracán en su máxima categoría, como Iota.

Luego de causar fuertes lluvias, inundaciones, viviendas destechadas y cortes de energía eléctrica en San Andrés y Providencia, Iota avanza hacia Nicaragua y Honduras en donde se espera que toque tierra nicaragüense a las 10:00 p.m.

Estos dos países están en alerta máxima porque ya se están registrando fuertes lluvias, tormentas eléctricas y vientos como lo vivió y aún vive el archipiélago colombiano.

Iota sigue la misma trayectoria que el huracán Eta, que dejó más de 200 muertos y desaparecidos en América Central. Unos 2,5 millones de personas resultaron afectadas por el paso de Eta, según estimaciones oficiales.

De. RCN.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *