WASHINGTON D.C. – El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recurrió una vez más a las redes sociales para anunciar el despido de un alto funcionario de su administración, en este caso, Chris Krebs, director de la Agencia de Seguridad para la Ciberseguridad e Infraestructura (CISA), por haber expresado su total confianza en un proceso electoral que proyecta que el demócrata Joe Biden será el próximo presidente del país.

“La reciente afirmación de Chris Krebs sobre la seguridad de la elección 2020 era altamente incorrecta, puesto que se produjeron muchísimos actos inapropiados y fraude -incluyendo a gente muerta votando, observadores electorales que no fueron admitidos en centros de votación, ‘fallos’ en las máquinas de votación que cambiaron votos de Trump a Biden, votos tardíos y muchos más”, afirmó el mandatario en dos mensajes de Twitter.

Todos estos han sido argumentos esgrimidos tanto por el presidente Trump, como por la Casa Blanca y representantes del Partido Republicano, al acudir a los tribunales para impugnar el conteo en algunos estados en los que las proyecciones indican que el demócrata se proclamará ganador.

A pesar de que han transcurrido ya dos semanas desde las elecciones presidenciales del 3 de noviembre y de que todas las proyecciones apuntan a una solida victoria por parte de Biden, el mandatario republicano aún no ha reconocido su derrota.

¿Qué opciones le quedan a Trump para no perder la presidencia?
Trump y su equipo llevan litigando desde el mismo día de los comicios. Por el momento han ganado alguna batalla en los tribunales, pero nunca han logrado alcanzar su objetivo de parar el conteo de votos.

Sin embargo, tanto los tribunales como numerosas autoridades, incluidos funcionarios federales y políticos estatales republicanos, han descartado que existan pruebas que respalden tales acusaciones.

En un esfuerzo por restaurar la confianza de los estadounidenses en los comicios, la semana pasada la CISA emitió un comunicado en el que se aseguraba que “la elección del 3 de noviembre fue la más segura en la historia de Estados Unidos”.

Es por este preciso comunicado que el presidente Trump decidió despedir este martes, “con efecto inmediato” a Krebs.

En un tuit posterior, Trump fue más allá al asegurar que “lo único seguro en la Elección 2020 fue que era virtualmente impenetrable a potencias extranjeras”.

“En ese sentido, la Administración Trump se otorga un gran crédito”, añade el mandatario, quien lamenta que “los demócratas de la izquierda radical” y “otros” tal vez fueron “más poderosos” y lograron interferir, sin bien no aclara cómo las autoridades federales pueden haber tenido éxito a la hora de detectar amenazas extranjeras pero, sin embargo, son incapaces de encontrar pruebas que confirmen el “fraude masivo” del que habla Trump desde hace semanas.

El propio Krebs también recurrió a su cuenta de Twitter para reaccionar a su despido: “Ha sido un honor servir. Lo hicimos bien. Defendamos el hoy, protejamos el mañana”.

De: VOA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *