El Departamento de Justicia de Estados Unidos está investigando una trama de
sobornos, que incluye donaciones de campaña, para lograr un indulto presidencial, según un documento judicial publicado este martes.

El texto, en el que se discute la legalidad de registrar comunicaciones y dispositivos electrónicos particulares, entre ellos los de abogados, tiene muchos tachones y toda la información que permite identificar a individuos está oculta.

Pero se refiere a “una trama secreta” para presionar a “funcionarios de alto rango de la Casa Blanca” para lograr “un indulto o un aplazamiento de condena” para una persona a la que no se nombra.

El plan, investigado al menos desde agosto, incluye al parecer a miembros de grupos de presión, abogados, un adinerado donante en campañas políticas y una persona que está en prisión y espera lograr la ayuda presidencial.

Los miembros de la trama contactaron con los funcionarios de la Casa Blanca para pedirles ayuda, recordando las “cuantiosas contribuciones en campañas pasadas” y anticipando “cuantiosas contribuciones políticas” en el futuro por parte de un donante, según el documento judicial.

El texto sugiere que el donante hace la oferta en nombre de la persona que busca el perdón presidencial. No indica, sin embargo, cuándo tuvieron lugar esos intentos de soborno y, en las partes que fueron sido tachadas, no se hace referencia al presidente Donald Trump ni a su campaña.

La noticia se conoce en un momento en el que los medios especulan sobre la posibilidad de que Trump indulte a más personas, después de conceder el perdón presidencial a su exasesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn, el miércoles pasado. Trump tuiteó a última hora de este martes que “la investigación de los indultos es una noticia falsa”.

(Lea también: Trump dice que dejará la Casa Blanca si confirman la victoria de Biden)

Por otro lado, el diario The New York Times informó precisamente este martes sobre algunos indultos y perdones presidenciales que Trump se estaría planteando ejecutar antes de abandonar la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

Entre estos perdones estarían los de sus tres hijos mayores, Donald Jr., Eric e Ivanka; así como el de su yerno y asesor, Jared Kushner. Aunque Trump Jr. y Kushner han sido investigados por presuntos delitos, ninguno ha sido imputado y todos estos perdones serían preventivos ante la posibilidad de que el Gobierno demócrata entrante emprendiera acciones contra ellos.

El otro perdón preventivo que Trump estaría estudiando sería el de Rudy Giulianiexalcalde de Nueva York y convertido en su más fiel abogado, defendiendo en las últimas semanas sus acusaciones infundadas de fraude electoral.

Es habitual que antes de dejar el poder los presidentes aprueben indultos o perdones, lo que sería una señal de que Trump se está preparando para abandonar la Casa Blanca el próximo 20 de enero.

Lo que no es tan habitual son los perdones preventivos, aunque algunos presidentes como Gerald R. Ford (1974-1977) o Jimmy Carter (1977-1981) ya los han utilizado en el pasado.

De: AFP y EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *