Medellín con cinco casos, y Bello, Caucasia y Segovia con uno, son los municipios donde se han reportado personas lesionadas con pólvora en Antioquia, el departamento que hasta ahora tiene más casos reportados con ocho en total. 

Las afectaciones, en su mayoría, son por el uso de voladores, totes y volcanes. De acuerdo con Hidalgo Vélez, médico cirujano plástico de la Unidad de Quemados del Hospital San Vicente Fundación, “cuando hay lesiones tan graves a nivel de la mano, muchas veces, el trauma es tan extenso que la única opción que tenemos es una amputación”.

Este es el panorama que empiezan a enfrentar los cirujanos de esa unidad, donde pareciera absurdo, pero hay casos en los que una misma persona se quema en años consecutivos. 

“Existen casos de pacientes que han tenido traumas años anteriores por pólvora, que hubo necesario hacerles alguna amputación de algún dedo, de alguna parte de la mano, y en años siguientes vuelven otra vez con una lesión por pólvora”, señala el médico cirujano.

La mayoría de las lesiones con pólvora son irreparables desde el punto de vista quirúrgico al destruir el hueso, paquetes neurovasculares, tendones y la piel; aún así no son las quemaduras de mayor número en diciembre.

En tan solo cinco días de diciembre, la unidad de quemados del San Vicente Fundación en Medellín llenó su capacidad para este tipo de pacientes.

Según Leidy Zapata, enfermera clínica de la Universidad CES “las quemaduras más recurrentes son por líquido hirviente, sea haciendo el sancocho, el agua hirviendo y caiga una persona a él o caiga un niño”.

El mal de pólvora detonante termina además afectando las mascotas, pues de acuerdo con María Camila Gómez, médica veterinaria de la Universidad CES, “pueden generarse estadios de ansiedad, miedo y estrés crónico que lleven incluso a la muerte”.

Van cerca de 30 casos de quemados por pólvora

El Instituto Nacional de Salud (INS) reveló que durante lo corrido de la temporada decembrina se han registrado 27 personas lesionadas por manipulación de pólvora entre ellos 12 menores de edad, un incremento frente a las estadísticas de principios de mes del año pasado.

La entidad, en su evaluación del sistema de vigilancia, constató que cuatro sufrieron lesiones al estar bajo los efectos del alcohol.

Según el informe, la mayoría de los casos se han registrado en Antioquia con ocho casos seguido del Valle del Cauca con cuatro.

En el 59 % de los casos la principal causa de las lesiones se relaciona con la manipulación de los elementos pirotécnicos entre tanto, en 30 % resultan afectados quienes permanecen como observadores mientras otros utilizan la pólvora.

Además, en 81% de los casos se generan quemaduras, en 56 % laceraciones, en 26% contusiones, y en 11% amputación y daños auditivos y ocultares 4%. Respectivamente, según el INS.

De acuerdo con el reporte de la entidad, la mayoría de las lesiones se provocan con voladores 33 %, otro tipo de elementos 11 %, cohetes 7 %, juegos pirotécnicos 7 % y volcanes 4 %.

De: RCN.com

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *