A Carlos Andrés Rincón, lo secuestraron, torturaron, asesinaron y con sevicia arrojaron su cuerpo al Río Cauca. Era patrullero de la Policía, pero ese fatídico 3 de junio no prestaba servicio, estaba de civil movilizándose en su motocicleta particular. Es desde todos los puntos de vista un crimen atroz, que implica un cumulo de delitos.

Pero es un caso que tiene responsables plenamente identificados, que fueron capturados y judicializados con un acervo probatorio presentado por la Fiscalía.

Sin embargo, para sorpresa de muchos, dos de los cuatro capturados recibieron beneficios judiciales, como por ejemplo, casa por cárcel.

Durante los días de paro nacional, del total de capturas en el Valle del Cauca y realizadas por la Policía Nacional, el 65%, de las personas ha quedado libres por la decisión de un juez.

En una ciudad como Manizales fueron capturadas ocho personas y presentadas ante una juez de garantías, quien los dejó en libertad. Según el reporte de la Fiscalía, esto fue lo que ocurrió en el 61% de los casos, pues los jueces consideraron que no hubo elementos suficientes para inferir la participación de los detenidos o no hubo flagrancia.

En total fueron capturadas 25 personas en Quindío, 55 en Caldas y 11 en Risaralda, de las cuales en el primero quedaron en libertad 22 personas, en el segundo 39 y en el último departamento todos los detenidos hoy están libres.

Por: Noticiasrcn.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *